Sopa de cebolla

La sopa de cebolla, versión vegetariana de la clásica francesa, destaca por su sabor reconfortante. Las cebollas, con su dulzor al ser sofreídas, se combinan perfectamente con hierbas y especias, creando un plato cálido ideal para los días frescos. Una excelente opción para los amantes de las sopas reconfortantes.

Sopas
30 minutos
4 Porciones
Vegetariana

La sopa de cebolla es reconfortante y aromática, ideal para compartir en días fríos.

Las cebollas se doran lentamente hasta alcanzar un tono dorado y lleno de sabor.

Al mezclarlas con un caldo aromático, se logra un plato delicioso y lleno de calidez.

Una delicia para degustar en buena compañía.

Ingredientes

3 Cebollas blancas

Tomillo fresco

Aceite de olivo

1 ½ cuchara de Margarina

1 litro de Agua

1 pizca de Sal

Consomé vegetal

1 cucharilla de Mostaza

4 Rebanadas de pan duro

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Se comienza cortando la cebolla en rodajas y se coloca en una sartén con aceite caliente para sofreírla.

Paso 2 : Luego, se agrega la margarina hasta que las cebollas estén doradas, añadiendo sal y pimienta al gusto.

Paso 3 : En una cacerola aparte, se pone a hervir un litro de agua y se añaden dos cucharadas de consomé vegetal.

Paso 4 : Se agregan las ramitas de tomillo y la mostaza.

Paso 5 : Una vez que el agua hierva, se añade la cebolla frita y se deja cocinar a fuego lento y tapado por unos 15 minutos.

Paso 6 : En un tazón, se coloca una rebanada de pan duro y se sirve la sopa caliente sobre él.

Paso 7 : ¡Listo para disfrutar de esta deliciosa sopa de cebolla!