El falafel data de las épocas bíblicas por lo que se volvió en una receta milenaria de la comida típica del Oriente, India y Pakistán. El origen de esta exquisita preparación es muy antiguo y aún en la actualidad sigue habiendo muchas discrepancias sobre dónde se originó realmente.

Este platillo es uno de los más elaborados en el mundo, y es una excelente opción para las personas vegetarianas. Esta receta, además, consiste principalmente en una croqueta de legumbres que se sazonan previamente con especias, principalmente de garbanzos y habas. Un dato curioso es que la receta egipcia se elabora con habas. Sin embargo, en el Medio Oriente se suele mezclar las habas con los garbanzos.

Es importante mencionar que el falafel que más se ha popularizado durante siglos en el que se prepara solamente con garbanzos. Y, tradicionalmente es servido con pan pita, acompañado de tahini, que es una salsa de ajonjolí, humus y una gran variedad de ensaladas.

Muchas personas alrededor del mundo consumen este platillo delicioso. Pues, es una opción muy saludable que aporta grandes cantidades de nutrientes a nuestro organismo. También, se ha convertido en una de las preparaciones más degustadas sobretodo en la población que lleva una vida completamente vegetariana.