¿Qué debo tomar en cuenta?

No importa si solo quieres adelgazar, o si te decidiste por amor a los animales. La realidad es que no puedes comenzar en este estilo de vida sin antes saber bien de qué se trata; pues muchos han cometido el error de eliminar los productos animales, sin reemplazarlos por fuentes de vitaminas, sino que consumen carbohidratos como suplemento.

Errores frecuentes

Muchos vegetarianos, comienzan a comer cualquier tipo de soya, pues se cree que es sana y alta en proteínas; pero la verdad es que hay dos tipos de la misma. Estando la fermentada, como el Tofu o el Tempeh, y la no fermentada, que más bien es todo lo contrario a nutritiva, e incluso, puede alterar el buen funcionamiento del cuerpo del paciente. Causando desequilibrios hormonales, y muy especialmente, problemas en la tiroides.

Fuentes proteicas

En el grupo de las legumbres, tenemos las lentejas, frijoles,  los garbanzos, judías verdes, los cacahuates y la soja. En el caso de esta última, proporciona aminoácidos vitales y proteínas; dado que por cada 250 g de soja, se aporta el valor 30% de la cantidad diaria recomendada. Y si hablamos del tofu, presenta el 65%.

En el grupo de las semillas, tenemos las de  lino, girasol, de calabaza, los piñones, las semillas de ajonjolí y de sésamo; siendo grandes fuentes de calcio, vitaminas como las del complejo B y E, fósforo, potasio y de hierro

Por otro lado, los cereales como el arroz, la cebada, quínoa, el maíz, la avena, centeno y la espelta. Frutos secos como las avellanas, castañas, anacardos, almendras, entre otros tipos de nueces cuyos minerales son de absorción rápida.

Y finalmente, para los que son más flexibles; el huevo, por su contenido de hierro.